<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1530235790612713&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo redactar una carta de presentación para mi familia anfitriona?

Judith Navarro
14/07/22 13:30

Se acercan las fechas de una de las aventuras más grandes que vas a vivir. Cuando decides realizar un año académico en el extranjero es habitual sentirse abrumado por la cantidad de documentos que necesitas recopilar y presentar.

La mayoría de este material te lo pueden proporcionar, pero hay uno en concreto que deberás redactar tú mismo/a: ¡la carta de presentación para tu familia de acogida! Si a la hora de escribir sobre ti sufres un "bloqueo creativo", en esta entrada de blog te damos algunos temas de los que podrías hablar para darte a conocer a tu familia anfitriona.

Índice

¿Qué es una carta de presentación y para qué sirve?

Empecemos por el principio: la carta de presentación es la manera que tienes de presentarte a las personas que serán tu familia durante los próximos meses. Es una de las partes más importantes puesto que será la primera impresión que recibirán acerca de ti. 


¿Qué estructura debe seguir tu carta de presentación?

No te asustes, no tiene que ser demasiado extensa. Nosotros recomendamos una carta de una página, aproximadamente unas 600 palabras. ¡Intenta no superar las dos caras de un mismo folio!

En esta carta te recomiendo que te centres en los aspectos positivos de ti, y no tanto en los negativos, pero siempre siendo realista y natural acerca de tu forma de ser. A continuación te dejamos algunas ideas de cómo organizarla y qué incluir en ella.

chica-escribiendo-carta

1. Introducción:

Empieza la carta saludando a tu familia anfitriona y presentándote. Aprovecha para incluir los datos más básicos sobre ti: cómo te llamas, tu edad, dónde vives… Piensa que esta carta es la manera de darte a conocer de una manera distendida. Por tanto, no es necesario que seas demasiado formal, el tono general de la carta tiene que ser cálido, amable y educado.

2. Cuerpo:

Aquí podrás explicar todo lo que creas que es interesante y relevante para tu familia de acogida. No hay una norma escrita de cómo debes organizar la carta, pero te damos algunas ideas de cosas de las que puedes hablar.

Algunos temas de los que puedes hablar en tu carta de presentación son:

  • Tu familia: puedes hablar de tus padres, abuelos, tíos y, si los tienes, de tus hermanos. Puedes explicar tu día a día, detalles acerca de tu colegio y las asignaturas que cursas. ¡Incluso puedes hablarles acerca de tu mascota!

  • Tus amigos: ¿quiénes son tus amigos, qué hacéis en vuestro tiempo libre? Puedes explicar desde cómo os conocisteis a qué os gusta hacer para divertiros y que tipo de actividades realizáis. También puedes contar alguna anécdota curiosa o divertida que os haya ocurrido.
  • Tus hobbies y gustos: ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Te gusta practicar deporte o alguna rama artística? No dudes en destacar lo que más te gusta hacer. Desde tocar la guitarra a esquiar en invierno, estos detalles dan pistas a tu familia anfitriona de cómo eres. 
    También puedes hablar de películas, series que te gusten, e incluso puedes hablar de tu comida favorita o si tienes alguna alergia o intolerancia. ¡Todo vale!
  • Tus expectativas: puedes hablar un poco acerca de lo que esperas de esta experiencia, a qué te quieres dedicar o qué quieres estudiar cuando seas mayor.

3. Despedida:

Recuerda que a pesar de no conocerte, esta familia a decidido acogerte en su casa. Agradece a tu familia de acogida que te vaya a dar un hogar durante ese tiempo. Puedes despedirte reiterando las ganas que tienes de conocerles en persona y formar parte de su familia.

Algunos consejos extra para 'clavar' la carta de presentación

Es posible que te preocupe no tener un inglés perfecto. Piensa que tu familia de acogida sabe que uno de tus objetivos es mejorar tu nivel de inglés, por lo que la manera de expresarte no tiene por qué ser impecable.

Te recomiendo escribir frases cortas y hacer un buen uso de los signos de puntuación, no sólo facilita la lectura si no que además es más fácil evitar errores.

¡No copies la carta! Ni de internet ni de un amigo o conocido que haya realizado un viaje similar. Lo importante de esta carta es darte a conocer, y de nada sirve si cuando os conozcáis eres totalmente diferente a como te describes.

Si tienes a alguien de confianza que te pueda revisar la carta, ¡pídelo! Seguro que estará encantado/a de ayudarte y darte alguna idea de cómo mejorar algunas de las expresiones que utilices.

Ahora que ya tienes las claves de cómo redactar tu carta de presentación para tu familia anfitriona, es el momento de ponerlas en práctica. ¡Manos a la obra!

No olvides adaptar tu carta de presentación al país de destino: tanto si te decides por el año escolar en Canadá, como si prefieres realizar tus estudios en USA.

Estudiar-Arizona-USA

Estudia en USA

Y vive una historia de película

DESCARGA LA INFORMACIÓN

También puede gustarte

estos posts sobre Año escolar en el extranjero

Suscríbete por email

Todavía no hay comentarios.

¿Quieres compartir un comentario?